De rodillas ante Ti, pedimos ayuda al Espíritu Santo

De rodillas ante Ti, pedimos ayuda al Espíritu Santo

Fuente: Catholic.net
Autor: Ma Esther De Ariño

Hoy Jesús, vengo ante Ti con el alma aligerada, con la alegría de una gran emoción que ya conoces porque Tu lo sabes todo de tus amadas criaturas y de mí.

Pero se que te gusta que te cuente “mis cosas” ya que eres mi confidente, mi gran amigo… Pues bien, lo que trae mi alma conmovida es, que como tu ya sabes, hemos ha sido consagrado al Espíritu Santo, el Espíritu Santo que es frecuentemente el GRAN DESCONOCIDO, y que es el Espíritu de Dios.

El es, la Tercera Persona de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, Tres Personas distintas y un solo Dios Verdadero. Es el Misterio profundo de esa Trinidad donde ninguno es mayor ni menor que el otro. Tienen su propia personalidad, por decirlo así:

  • El Padre que no tuvo ni principio ni fin, que no fue hecho, ni creado, ni engendrado.
  • El Hijo no fue hecho, ni creado, sino engendrado en María la Virgen para hacerse hombre y
  • El Espíritu Santo que no fue hecho ni engendrado, sino que procede del Padre y del Hijo.Dios Padre se da plenamente al Hijo con infinito amor, el Hijo se da al Padre con el mismo infinito amor y de esta comunicación de amor brota el Espíritu Santo, amor sustancial del Padre y del Hijo, es así como nos lo enseña Santo Tomás en su Suma Teológica.Después de la muerte y a pesar de haber visto resucitado a Jesús, los apóstoles estaban sumidos en el miedo hecho terror. ¿Cómo ellos pobres pescadores, algunos analfabetos, podrían cumplir el mandato, la misión que les dejaba el Maestro y Señor?. Id, a predicar a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo… y también…. si yo no me voy, el Paráclito no vendrá a vosotros; pero si ve voy, os lo enviaré Y estando reunidos llegó el Espíritu de Dios y todo cambió para ellos.

    Así también nosotros hemos de llamarlo:

    ¡Ven Espíritu Santo!

    Él desea entrar para darnos sus Dones, es el Gran Consolador, Intercesor y Luz y se convierte en el dulce huésped del alma y nos llena de paz y de sabiduría. Lo necesitamos porque El es el fruto del Amor de Dios.

    Dove+7

  • Anuncios

    Acerca de ED

    www.EternaDevocion.com Actividades de Fe Católica en Antigua Guatemala

    Publicado el 29 mayo 2009 en Reflexiones. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: